¿EMOCIONES O SOLIDEZ?

Habiendo considerado un poco el tema de la adoración, y de como se está confundiendo adorar con alabar, creo que es menester remarcar la diferencia y señalar, lo que humildemente entiendo, por el camino del cristiano.

Para no extenderme mucho, resumamos el término adoración, como obediencia a Dios en amor. Y en este sentido debemos comprender que la adoración abarca muchísima mas amplitud en nuestras vidas, que el de la sola alabanza en cánticos.

Y al confundirse adoracion y alabanza, tenemos dos problemas, ya que tanto la adoración como la alabanza, no se estan rigiendo por el criterio bíblico. Defínida pues la adoración como la obediencia a Dios en amor, la alabanza queda como parte de esta, la cual ahora la veremos con mas detalle.

La palabra de Dios nos enseña, que debemos hablarnos con salmos, himnos y canticos espirituales (Efesios 5:19) y tambien nos dice, que estos sean una herramienta para que la palabra de Cristo abunde en nuestros corazones, exhortandonos y enseñandonos unos a otros en toda sabiduria, tambien con salmos, himnos y canticos espirituales (Colosenses 3:16). Es por tanto la alabanza, uno de los medios mas importantes, tal vez, para el alimento espiritual  de la congregación. Así pues, debemos analizar bien que estamos cantando. Tal vez debamos hacernos esta pregunta:

 “Cuando cantamos juntos en la iglesia, con los jovenes, o en reuniones diversas ¿Me hallo entre emociones o encuentro solidez en lo que canto?”

Es una pregunta de linea delgada y delicada, y quiero hablar con cautela. Las alabanzas a Dios conllevan emociones también, una de estas es la misma alabanza. Las emociones tambien van a estar presentes, pero ¿Hay alimento? y si lo hay.. ¿Es solido? ¿Da crecimiento? ¿Te exhorta y enseña? ¿O se reduce todo a la expresión de alabanza? Todas estos factores se deben dar en los cánticos y alabanzas que cantemos en alabanza a Dios.

Los Salmos, himnos y cánticos espirituales, deben enseñarnos a vivir nuestra vida cristiana, deben enseñarnos en alabanza acerca de la Obra de Cristo, enseñarnos en alabanza los atributos de Dios, exhortarnos también a la fe en Dios, al arrepentimiento, a la obediencia, a el dar testimonio, recordarnos las fieles promesas de Dios, y por supuesto alabar los triunfos de la Cruz de Cristo y los méritos de ÉL. En este sentido o dirección, veo mucha pobreza en la actualidad. 

Sin embargo os dejo con un fuerte ¡Animo, enderecemos las sendas para el Señor! 

Un fuerte abrazo en el Señor Jesucristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s